Síguenos:
  • Llámanos981732988
  • Whatsapp 722126031
  • E-mail:info@jumava.es
  • Horario: Lun - Vie : 9:00h a 19:00h

Futuro de la producción ecológica

14-08-2020 Agrodiario

Futuro de la producción ecológica

Que en 2030 el 25% de la superficie agraria esté en producción ecológica es un objetivo realista, pero hay que reclamar apoyo económico

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica es un sistema de producción sostenible, basado en respetar los ciclos biológicos y los tiempos de producción, no utilizar sustancias químicas de síntesis y dar un valor añadido a las producciones. Además, es el único sistema de producción reglado que mitiga los efectos del cambio climático. Tanto la agricultura como la ganadería ecológica se caracterizan por asegurar las especies y razas autóctonas, respetar el medio ambiente y favorecer el empleo local.

¿Cuáles son los objetivos de la asociación profesional española de la producción ecológica (Ecovalia)? ¿Qué peso internacional tiene en estos momentos la asociación?

Ecovalia es la asociación profesional española de la producción ecológica, con casi treinta años de trayectoria. Tiene una masa social de más de 15.000 productores, agricultores, ganaderos, industrias, transformadores y elaboradores. En nuestro trabajo diario nos mueven valores como la integridad, el compromiso social, el respeto al medio ambiente y la responsabilidad. Nuestro objetivo principal es seguir apostando por la producción ecológica, porque cuenta con argumentos contundentes que la posicionan como la herramienta más eficaz y el único sistema de producción reglado que contribuye a la mitigación y adaptación al cambio climático. En Ecovalia, además, venimos trabajando por el Objetivo 2030, para que en el año 2030 lleguemos a que el 20% del consumo en España sea ecológico. Y que el 30% de la superficie agraria útil en España sea ecológica. Nos tenemos que creer que la producción ecológica es una apuesta necesaria y de futuro. Hay que apoyar la producción y el consumo.

En cuanto a la presencia internacional, Ecovalia participa de cinco proyectos internacionales y nuestra directora de Internacional, Evelyne Alcázar, preside las reuniones del Consejo de Países de IFOAM EU. Además, tenemos comunicación directa con la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica, con quienes desarrollamos acciones conjuntas.

¿Cuál es la situación actual del producto eco y qué posición ocupa España en él?

El presente y el futuro es más ecológico que nunca. En producción ecológica tenemos que desterrar el falso mito de que son productos elitistas, ya que el 60% de los nuevos consumidores tienen menos de 35 años. Y en España el consumo se ha duplicado en solo cuatro años, pasando de 1.000 millones a 2.100 millones. Además, antes se consumía productos ecológicos por salud; ahora se ha cambiado la tendencia y se consume producto ecológico por conciencia medioambiental. No obstante, hay que seguir informando al consumidor sobre qué significa la Eurohoja, que el consumidor sepa qué está consumiendo y que está ayudando a un agricultor que está mayoritariamente en el medio rural (el 73% de los productores ecológicos están en el medio rural).

Al respecto, Andalucía lidera la producción de cultivos ecológicos españoles. ¿Cuál es la razón y qué condiciones se dan para esta circunstancia?

Andalucía lidera la producción ecológica desde hace años por múltiples razones: agroclimáticas, tenemos un clima con unas condiciones climáticas muy favorables par las producciones en extensivo; agronómicas; culturales; técnicas, con universidades punteras en producción ecológica; y, además, cuenta con el apoyo de la administración andaluza. Todo esto se une a que ha habido promotores de la producción ecológica, desde sus inicios en 1991, que vieron un camino necesario en la conversión ecológica. La cultura andaluza y el conocimiento emprendedor andaluz ha ayudado también a ello.

¿Por qué una fruta o verdura ecológica cultivada en España es más barata en un comercio de Londres que en uno de Madrid?

Era incomprensible, pero la realidad era que los canales de distribución no estaban adaptados a la dimensión de la producción ecológica, existiendo muchos cuellos de botella y complicaciones que hacían difícil esta distribución. Hoy en día, el desarrollo del sector no solo ha estado en su crecimiento en superficie e innovaciones tecnológicas, sino también en su desarrollo estructural para poder abastecer a las poblaciones de una amplia variedad de productos en todo el territorio nacional.

¿Cómo ha evolucionado la producción y el consumo de productos ecológicos en España desde que asumió la presidencia de la organización? ¿Qué dicen los datos del último ejercicio 2019 y cuáles son las perspectivas para este año?

El mercado ecológico es un mercado en crecimiento. Según los últimos datos, España ha revalidado su posición como país europeo con mayor superficie ecológica, con 2.246.000 hectáreas. Crecemos un 7% en las industrias, en valor añadido de la transformación; crecemos en número un 5% en productores, alcanzando ya los 46.000; y crecemos un 16,5% en consumo interno. Estamos hablando de que en la época en la que no todo vale para producir, en la que hay que saber incrementar la fertilidad de la tierra, en donde el ciclo de óxido nitroso es algo muy importante para todos los habitantes del planeta, vivimos en un país como España en el que el 9,7% de la superficie agraria útil está dedicado a la producción ecológica y es algo de lo que tenemos que estar orgullosos.

En cuanto al consumo, el sector continúa su crecimiento de manera exponencial y todo apunta a que lo hacemos en dos dígitos, en torno al 15%. De esta forma y a la espera de la confirmación oficial, estaremos en los 2300 millones de euros en consumo de productos ecológicos en 2019.

¿Por qué es importante la producción ecológica para mitigar el cambio climático?

El estudio elaborado por la Cátedra de Producción Ecológica de Ecovalia de la Universidad de Córdoba y dirigido por Eduardo Aguilera confirma que todos los cultivos ecológicos reducen la huella de carbono, tanto por hectárea como por kilo de producto. Por ejemplo, en el caso del olivar, la huella de carbono incluso llega a ser negativa: estamos hablando de -0,1 kilo de CO por kilo de producto. Debemos recordar que un litro de aceite de oliva ecológico mitiga el CO que puede emitir nuestro coche en un mes en un trayecto diario a nuestro trabajo. Además, otros cultivos como los cereales de invierno, subtropicales y cítricos también contribuyen a la reducción, en más de un 42%, un 40% y un 60%, respectivamente.

¿En qué medida la agricultura ecológica está luchando contra la despoblación rural?

La agricultura ecológica desarrolla un sistema de producción que aúna la experiencia en este terreno con los últimos avances en innovación para impulsar la creación de alimentos de calidad, teniendo en cuenta razones sociales, ambientales y económicas que contribuyen a un desarrollo rural sostenible. La producción ecológica ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de las zonas rurales, en aspectos tales como: generación de empleo; incorporación de jóvenes; lucha contra el despoblamiento; así como en una mayor presencia de la mujer en el ámbito agrario, de ahí que haya sido un elemento importante en las políticas del segundo pilar.

En el proceso de negociación de la reforma PAC, ¿cuáles son las necesidades particulares de la producción ecológica?

Que en 2030 el 25% de la superficie agraria esté en producción ecológica, como ha establecido la Estrategia de la CE, para Ecovalia es un objetivo realista, pero hay que reclamar el apoyo económico necesario para hacer ese cambio. Tenemos que pensar que estamos en 2020, donde la producción ecológica es agronómicamente productiva, económicamente rentable, medioambientalmente necesaria y una respuesta a la salud.

Con esta estrategia se pone de manifiesto que el medio ambiente y el desarrollo económico de las zonas rurales es una realidad perfectamente compatible. La acción por el clima no está reñida con el desarrollo rural; el sector de la producción ecológica en España es un sector profesional, de vanguardia, que aporta valor añadido, cuida del medio ambiente y de la salud de los ciudadanos y crea empleo en las zonas rurales, un hecho confirmado por la Comisión Europea, que afirma que la producción ecológica genera un 20% más de mano de obra.

Consideramos que en el Green Deal se reconoce el papel que ha jugado y debe seguir jugando la producción ecológica en el desarrollo rural. Este ha sido clave en muchas de nuestras comarcas, por lo que la respuesta global que la producción ecológica da a los retos ambientales, sociales y económicos de nuestras zonas rurales debe seguir siendo impulsada con un presupuesto adecuado a los retos que nos hemos marcado en Europa.

Ecovalia solicitó el aplazamiento de la entrada en vigor del nuevo reglamento europeo para la producción ecológica. ¿Cuáles son las razones?

Independientemente de que estemos en una situación en la que no tengamos aún definidas las líneas estratégicas y que, además, hay que trabajar para poder ponerlas en marcha, estamos en una situación de parálisis reglamentaria normativa a nivel europeo. Si bien normativamente este Reglamento está aprobado en 2018, los actos de ejecución no están finalizados, es decir, aún queda normativa por desarrollar. Además, hay que extrapolar y crear normativas a nivel de los Estados miembros y en el caso de España diecisiete Comunidades Autónomas tienen que elaborar las suyas propias para regular este Reglamento. Hay que comunicar también a los operadores cuáles son los cambios. Y, por último, hay que dar tiempo para que las empresas se adapten a la nueva la normativa.

¿Cuál es su opinión acerca de la capacidad del Ministerio de Agricultura para proteger la producción ecológica? ¿Cómo debería de ayudar la administración a fijar la población rural en el marco de la agricultura y ganadería ecológicas?

La capacidad es toda. Debemos de considerar que, pese a que en España estén transferidas las competencias a las Comunidades Autónomas, el Ministerio es quien debe de coordinarlas, potenciarlas y trasladarlas a Europa. Esto es necesario para que rememos todos a una. Estamos perdiendo el potencial del Organic Spain, reconocido por su calidad y prestigio.

Si atendemos a las políticas que se llevan a cabo en otros países tenemos ejemplos como el de Dinamarca, que es líder en consumo, ha puesto encima de la mesa en un plan a cinco años 80 millones de euros para compra pública de productos ecológicos (hospitales, colegios y el ejército). ¿Cuál es la compra pública de productos ecológicos en el territorio español o por regiones? A día de hoy, no lo sabemos. Segundo, ¿qué campaña de promoción tenemos para los productos ecológicos por parte de nuestro Ministerio o Consejerías? Ninguna. Estas son algunas de las cuestiones en las que creemos que hay que trabajar para contribuir al desarrollo de la producción ecológica en las zonas rurales.

¿Qué motivación ofrecéis al agricultor tradicional para abrazar la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica tiene sus raíces en la agricultura tradicional, que se adapta a nuestros tiempos con la incorporación de los últimos avances en esta materia. La principal motivación que les puedo dar es la de crear alimentos de calidad, saludables, con un sistema de producción que ayuda a reducir la huella de carbono. Además, debemos trasladar la realidad: es un sistema productivo de alto valor añadido que custodia la cadena de valor muy cerca del territorio.

Por último, ¿cómo imagina un futuro ecológico en España?

Yo me imagino un futuro verde. Y en esto coincido con la Unión Europea. “El futuro, será verde o no será”, fue la sentencia de Jeremy Rifkin, que ha sido adoptada como una máxima por la Comisión Europea en la formulación de las políticas que deben gobernarnos en la próxima década. La Comisión Europea se ha marcado el objetivo de que el 25% de la superficie agraria de la Unión esté en producción ecológica en el año 2030 y yo espero que así sea. Así, al menos, me imagino yo el futuro.


2019 © Jumava | Powered by